Centro Cultural de La Merced Tesis Destacada de la FAUD

Esquina Montecaseros y San luisEste proyecto final es un centro cultural ubicado en el casco fundacional de la ciudad de Mendoza, actual cuarta sección, precisamente en la manzana mercedaria entre las calles Montecaseros, Córdoba, Ituzaingó y San Luis.

En dicha manzana se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, la cual junto con el casco fundacional poseen más de 400 años de historia develando una gran riqueza en valores históricos, patrimoniales, arquitectónicos y simbólicos. Fueron estos los valores que determinaron nuestra elección por el lugar a intervenir.

Actualmente el templo se encuentra ubicado en la porción media de la manzana mercedaria, construído en el año 1908, con el claustro adosado al Norte. Históricamente la manzana albergó a tres templos anteriores al actualmente en pié, a lo largo del tiempo desde el año 1576, fecha en la que se instala el primer convento mercedario en Mendoza. Esto generó estudios y hallazgos arqueológicos en el sector noroeste del predio por parte de un grupo de arqueólogos del Museo del Área Fundacional por el año 2002.

En el predio sólo se encuentra el edificio de la Iglesia y el claustro ubicados alrededor de un patio y grandes superficies libres, dando la posibilidad de poder emplazar el proyecto. Este se desarrolló dentro de un marco sustentable con una mirada eco-ambiental, resaltando los elementos de la identidad andina y abordando las transformaciones que se producen en el espacio urbano, respecto a la intervención arquitectónica.

Los flamantes arquitectos Mariana Carolina Ungaro y Roberto Santos Piña asesorados por el arquitecto Adolfo Mallea contaron que: "Realizamos un estudio del sector y de la manzana para comprender cuales son las necesidades a satisfacer mediante el proyecto. Por parte del sector observamos debilidades tales como abandono, empobrecimiento, degradación del espacio público y degradación socio-ambiental, generando amenazas tales como marginalidad e inseguridad social. También observamos fortalezas como cercanía con el micro centro, buena accesibilidad a través de los servicios de transportes públicos y privados, disponibilidad de servicios de infraestructura y fuerte relación con el parque Bernardo O´Higgins. En cuanto a las necesidades de la orden Mercedaria supimos que se dividen en tres, la parte Litúrgica donde su actividad principal es la misa y se realiza en el propio templo; la parte Evangelizadora con catequesis, charlas y oración que se desarrollan en el claustro; y las actividades de tipo Cultural siendo talleres de danzas, coros, música y folclore, gimnasia, fiestas y conciertos de la cámara juvenil, la orquesta filarmónica, el coro de la U.N.C. y la orquesta sinfónica. Aquí advertimos que las actividades culturales son las que se concentran en mayor cantidad y sin embargo éstas no poseen espacio físico para desarrollarse. Buscando la solución a estos aspectos, concluimos que la mejor respuesta es la de hacer un centro cultural, ya que este se define como "un edificio o conjunto de edificios que son parte del equipamiento urbano de la ciudad y que están destinados a albergar actividades de tipo cultural, recreativo ó artístico; y a su vez, sirven de apoyo a la educación y a la actualización del conocimiento. Una pregunta que nos planteamos es ¿cómo reunir formas de reunirse? Y no sólo formas de congregarse en asambleas y rituales, sino también; formas de disgregarse."


Fachada Este calle Montecaseros

Considerando a la manzana mercedaria nuestra unidad de análisis. En este sentido, la manzana, así como la calle y la plaza, son los artefactos propios del espacio urbano y juntos constituyen el núcleo del carácter público de la ciudad".

El eje del proyecto decide pasar por la articulación entre dos instituciones del orden público (la religiosa y la política) reunidas en la plaza/manzana, evitando que se presenten espacios residuales sin diálogo entre sí.

Colocar en el centro del proyecto esta forma manzana/plaza (pensando otras posibilidades para recrear su sentido público) refuerza una actitud integradora sobre el espacio urbano, en un plan urbano contemporáneo.

El Centro Cultural de la Merced está compuesto por 4 volúmenes organizados en torno al patio existente de la iglesia, generando en su conjunto el esquema de claustro. A su vez los edificios están articulados entre sí mediante plazas verdes que permiten la integración total de este citado esquema de la plaza/manzana.

El primer volumen es el administrativo, que está junto al claustro en la parte noroeste del terreno, este tiene tres niveles. En la planta baja se encuentra la recepción, en la planta alta las oficinas y en el subsuelo se realizó una cava arqueológica en la que se exponen los hallazgos arqueológicos.

El segundo volumen está compuesto por cuatro aulas multifunción de dos plantas cada una de ellas, ubicadas sobre calle Córdoba. En estas se desarrollan actividades como danzas, teatro, música y artes plásticas entre otras.

Terraza Jardín

Luego, el tercer volumen llamado conector, es longitudinal, de dos plantas y alberga a las circulaciones verticales y horizontales y los bloques sanitarios, y como su nombre lo indica conecta al volumen administrativo con las aulas taller y con el cuarto volumen que es el cultural y el de mayor tamaño. Este contiene en la planta baja recepción, sector de turismo, cafetería y salón de usos múltiples. En el primer piso una sala de exposiciones, y un auditorio con capacidad para 300 personas. En el segundo piso encontramos una segunda sala de exposiciones que balconea a la sala de exposiciones del primer piso, generando una relación espacial directa, y el sector del área técnica que apoya al auditorio. En el tercer y último piso cuenta con una terraza jardín, siendo este uno de los principios sustentables utilizados, que contiene un auditorio semicubierto, sala de estar-mirador, sector lúdico y sector de esculturas. También existe un sector destinado al estacionamiento de vehículos ubicado en el subsuelo, debajo del bloque cultural, con su ingreso sobre calle San Luis. Este volumen cultural esta ubicado sobre la calle Ituzaingó y se encuentra frente al parque Bernardo O´Higgins, obteniendo mediante sus visuales una relación directa entre ambos.

Otro eje rector del proyecto es la Arquitectura Sustentable. Utilizamos diversos recursos pasivos.

En primer lugar se organizó el proyecto buscando las mejores orientaciones de los volúmenes, de acuerdo a sus funciones y usos, para optimizar el recurso de la ganancia directa.

Se logró que todos los ambientes dispongan de ventilación cruzada, este recurso brinda una permanente y rápida renovación del aire.

También se utilizaron sheds de iluminación cenital en los sectores de circulación orientados al norte.

Las grandes superficies vidriadas fueron tratadas con el sistema de Doble Vidriado Hermético; en algunos de estos se colocaron en su cámara de aire piedras de cuarzo a fin de lograr una mayor absorción térmica y acústica y generar a su vez un dinamismo visual en las fachadass del Centro Cultural. Es acompañado también, por aleros y parasoles y una envolvente materializada con una doble piel de hormigón con alma de polietileno que protege a cada sector, incluyendo el auditorio cubierto, de los agentes climáticos y acústicos.

 

Aprovechamos los forestales existentes de hoja caduca, y algunos más añadidos estratégicamente, como barreras de protección para resguardo del clima, sonido y polución.

Por último la terraza jardín no sólo devuelve el verde del sector que ocupa el volumen cultural, sino que también, esa gran losa que contiene el césped, sirve como aislante térmico para el interior del edificio.

El Centro Cultural entiende el lugar como un paisaje donde lo natural y lo artificial funcionan juntos, re-describiendo el lugar por medio de este doble movimiento entre lo público y lo privado, entre lo abierto y lo cerrado.

CUADRO

Tesis: Centro Cultural de la Merced

Fecha de tesis: 21/12/2010

Tesistas: Mariana Carolina Ungaro - Roberto Santos Piña

Asesor: Arquitecto Adolfo Mallea

Jurado: Arquitecto Daniel Gelardi - Ingeniero Alfredo Estévez - Arquitecta Liliana Girini

BECAS Y CURSOS2 bolsa  entrevistas